viernes, 19 de agosto de 2016

5 Pasos para aprender a delegar como un Super-CEO

1. Elige bien al delegar

Conocer bien a tu equipo es un paso fundamental para poder delegar correctamente. Cada uno de tus empleados tiene unas competencias distintas, por lo que es necesario un proceso de aprendizaje previo. Una mala elección en la asignación de las tareas puede provocar una gran pérdida de productividad para la empresa, por lo que como CEO debes saber si la persona en cuestión es capaz de desarrollar el trabajo.

Se puede seleccionar el mejor perfil a través de tres cuestiones; las competencias del empleado, su estilo de trabajo y el volumen de trabajo con el que se encuentra en ese momento.

2. Define y supervisa el proceso

Cuando el CEO delega una tarea no puede despreocuparse de ella totalmente. Si bien es cierto que traspasar tareas descarga el volumen de trabajo del manager, este debe supervisar el proceso, conocer en qué estado se encuentra y si están habiendo obstáculos que están impidiendo el progreso esperado.

Debe darse cierta independencia y autonomía al empleado, pero siempre con un proceso guiado. También, es imprescindible que a la hora de asignar la tarea se dejen claros los objetivos de esta, así como los diversos factores que pueden influir; el tiempo que tienen para realizarla, el dinero que pueden gastar, el equipo con el que pueden contar o las herramientas y recursos que pueden utilizar etc.

3. Marca fechas límite

Tal y como hemos visto en el punto anterior, es importante que la tarea tenga una supervisión del manager. Uno de los aspectos fundamentales en este seguimiento es el establecimiento de fechas límite que delimiten los períodos de entrega del proyecto.

Tanto si se trata de proyectos a corto o largo plazo, un aspecto imprescindible para que la tarea se desarrolle de la manera más efectiva es con un calendario de dead-lines donde el empleado tenga claro cuáles son los plazos de entrega. Esto no solo ayudará al manager a tener un mayor control sobre el estado de la tarea, sino que además, permitirá al empleado tener una referencia de tiempo a la que atenerse y con la que organizar su trabajo.

4. Muéstrate disponible

En ocasiones, el empleado puede sentirse bloqueado con las tareas asignadas. Es posible que se enfrente a este tipo de trabajo por primera vez y no sepa qué pasos seguir para realizarlo correctamente.

En el momento de asignar la tarea al empleado, el manager debe mostrarle su ayuda y explicar cómo acudir a él si fuese necesario y cuál es la mejor manera para hacerlo. También es importante proporcionarle al empleado diferentes herramientas y recursos para ayudarle a desarrollar el trabajo. Este apoyo dará al empleado la confianza suficiente para enfrentarse a ese nuevo reto y, además, reforzará la relación entre ambos.

5. Haz un balance final del proyecto

Una vez se haya finalizado la tarea, un buen CEO debe dedicar tiempo a hacer un balance del trabajo con el empleado. Saber qué obstáculos se ha encontrado, si el proceso ha sido estimulante o si ha detectado algo a mejorar son algunas de las cuestiones que el líder debe preguntar. Esta información puede conseguirse mediante una reunión One on One y la información obtenida debe tenerse en cuenta a la hora de delegar futuros trabajos. También debe informarse al empleado de los resultados de la tarea, tanto si han sido positivos como negativos. Delegar tareas es una de las mejores formas de formar a nuestro equipo, por lo que cuanto más feed-back sea capaz de generar el manager mejores resultados se podrán obtener en futuros trabajos.

Delegando tareas estás preparando al equipo a enfrentarse a situaciones futuras cada vez más complejas y fuera de su rutina diaria. Esta muestra de confianza conseguirá aumentar la motivación del equipo, reforzará la relación entre el manager y el empleado y traspasará al equipo un volumen de trabajo imposible de abarcar únicamente por el CEO. Delegar es un proceso de beneficio mutuo que, realizado de manera correcta, reportará grandes beneficios a la empresa.

sábado, 23 de julio de 2016

12 Reglas de Mark Cuban para los Negocios

Un personaje muy controversial es el conocido Mark Cuban. Comenzó a los 12 años vendiendo bolsas de basura para comprarse un par de zapatos de tenis. Hoy es el dueño de la franquicia NBA Dallas Maverics,Landmark Theatres y Magnolia Pictures entre algunas de las compañías exitosas que posee. En 2011 escribio el libro: “Como ganar en el deporte de los negocios” y también participa del programa de TV Shark Tank.
Si bien estas reglas las escribió en enero de 2012, merecen ser leídas a menudo para recordar puntos importantes, especialmente para aquellos emprendedores que tienen empleados o se van haciendo grandes de a poco.

1. No empieces una compañía a no ser que sea una obsesión y algo que tu ames.
2. Si tienes una “estrategia de salida” entonces no es una obsesión.
3. Contrata gente que tu creas que van a amar trabajar allí.
4. Las ventas curan todo. Aprende cómo tu compañía ganará dinero y cómo tú vas a vender.
5. Conoce tus habilidades básicas y enfócate en ser el más grande en eso.
6. La hora del almuerzo es una oportunidad para salir de la oficina y hablar.
7. Oficinas no: No hay nada privado en una startup. Si un empleado necesita privacidad, muéstrale como trabar la puerta del baño.
8. En lo que se refiere a tecnologías utiliza lo que conoces.
9. Mantén tu organización plana: si tienes managers que reportan a otros managers estarás creando políticas.
10. No imprimas remeras, camisas o gorras con tu nombre o logo para dárselo a tus clientes o proveedores. Ellos no lo usarán en su tiempo libre. Si lo haces para tus empleados al asistir a un evento especial está bien.
11. Nunca contrates una empresa de Relaciones Públicas: Ellos contactarán a la gente que a ti te interesa pero en su nombre. Consigue los e-mail y contáctalos tú sin intermediarios.
12. Haz que el trabajo sea divertido para los empleados. Llévalos a celebrar los grandes logros o récords alcanzados.

Las dos reglas de mi preferencia y que yo destaco son:

Regla 7): Tener un espacio abierto con varios escritorios o estaciones de trabajo permite ahorrar dinero en instalaciones y mantener a la vista a todos y cada uno de los empleados a la misma vez logrando también aumentar la eficiencia y productividad.

Regla 9): Cuando la compañía comienza siempre habrá “luchas de poder”. Mantener la menor cantidad de supervisores o managers hasta estar bien establecidos hará que los empleados se enfoquen en sus tareas más que en el “ascenso”.

Y usted cuál prefiere?

Este articulo fue traducido y extractado de: Las 12 reglas para emprendedores de Mark Cuban: http://www.entrepreneur.com/article/222524# (01/09/12)

lunes, 13 de junio de 2016

Las 13 lecciones de vida que nos dejó Muhammad Ali

La reciente muerte de Muhammad Ali estremeció al mundo del boxeo, pero su recuerdo y sus frases vivirán por siempre debido a su gran impacto y profundo significado.

Filosófico, emocional, rememorativo, siempre con las palabras exactas, así será recordado Muhammad Ali. En este sentido, te ofrecemos un recuento con sus mejores frases, que son verdaderas lecciones de vida.

1. “Si tus sueños no te dan miedo es porque no son grandes”.

2. “Yo no divido al mundo entre hombres modestos y arrogantes. Divido al mundo entre los hombres que mienten y los que dicen la verdad”.

3. “Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: ‘No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”.

4. “Soy el más grande. Me lo dije incluso a mí mismo cuando no sabía que lo era”.

5. “Un hombre que ve el mundo a los 50 igual que a los 20 ha perdido 30 años de vida”.

6. “No cuentes los días: consigue que los días cuenten”.

7. “Cuando tienes razón, nadie lo recuerda; cuando estás equivocado, nadie lo olvida”.

8. “Yo fui el Elvis del boxeo, el Tarzán del boxeo, el Superman del boxeo, el Drácula del boxeo. El gran mito del boxeo”.

9. “Servir a otros es el alquiler que se debe pagar por una habitación en la Tierra”.

10. “El silencio es oro cuando no se puede encontrar una buena respuesta”.

11. “Todo el mundo es negociable”.

12. “Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor. Si no lo eres, haz como si lo fueras”.

13. “Yo sé a dónde voy y sé la verdad. Y no tiene por qué ser lo que tú quieres que sea. Soy libre de ser lo que quiero”.

domingo, 10 de abril de 2016

Cosas que la gente exitosa hace antes de dormir

1. Leer: Las personas y emprendedores exitosos leen un libro o revista justo antes de irse a dormir, ya que es una muy buena manera de terminar el día, incluso si se hace acostado. Lo mejor de este hábito es que abre la puerta para aprender nuevas cosas; dependiendo del libro que se escoja uno podrá inspirarse, adquirir nuevos conocimientos o conocer grandiosas historias que cambiarán la forma de ver la vida.

2. Desconectarse del trabajo: Apagan absolutamente todo, lo único que necesitas es la alarma para despertarse. Una buena rutina en la noche tiene como objetivo hacer dormir placenteramente, y esto significa olvidarse de notificaciones, sonidos o luces de los celulares.

3. Organizar en listas lo que se tiene que hacer: Aclarar y organizar la mente y el trabajo del día siguiente es un hábito que ayuda a dormir bien. Tomarse un tiempo para escribir lo que se va a hacer al día siguiente libera la mente porque permite que, inmediatamente, deje de dar vueltas alrededor de esa idea que suele bloquear.

4. Pasar tiempo con la familia: Es importante aprovechar las últimas horas del día para charlar con la pareja, con los niños y con los padres. Y aunque es difícil que una pareja exitosa se vaya a la cama a la misma hora hay que intentarlo y aprovechar ese tiempo para contarse mutuamente cómo ha ido el día.

5. Reflexionar sobre el día que ha terminado: La gente exitosa dedica también un tiempo antes de irse a la cama para escribir las cosas buenas que han pasado en el día que ha finalizado. Este hábito es como una especie de diario de gratitud que hace ver a la gente los progresos que va dando en cualquier aspecto de la vida y les hace sentirse motivados, especialmente cuando están pasando una época difícil.

6. Meditar y relajarse: Mucha gente con carreras de éxito dedican diez minutos a meditar para luego relajarse antes de irse a la cama. Es un método muy eficaz para relajar el cuerpo y la mente y contribuir a un sueño más reparador.

7. Visualizar el éxito de mañana: Las personas de éxito también dedican unos minutos antes de dormirse tratando de imaginar de un modo muy gráfico cómo será su vida cuando consigan los resultados para los que están trabajando.

8. Acostarse pensando algo en positivo: Independientemente de lo negativo que haya sido el día, las personas exitosas tratan de evitar ese espiral pesimista del diálogo interno negativo porque saben que solo generará más estrés. Así que se acuestan pensando en cosas positivas.

miércoles, 6 de abril de 2016

7 Consejos para mejorar las reuniones en tu empresa

Mejorar reuniones en una empresa

1. Úsalas con moderación

Hay gente que parece convocar reuniones únicamente por aburrimiento. Muchos de los temas tratados en algunas de ellas se podrían resolver con un simple email.

Las reuniones deben de ser una herramienta exclusiva, que sólo se utilice cuando sea estrictamente necesario. Convocar demasiadas reuniones puede suponer dos grandes problemas: En primer lugar se producirán demasiadas interrupciones y en segundo lugar hará que su efectividad se reduzca ya que los asistentes las verán como eventos más triviales y poco importantes.

Con herramientas como TribeScale se pueden reducir las reuniones hasta en un 45% ya que te permiten discutir muchos temas de manera ordenada y sin la necesidad de verse en persona.

2. Nada de retrasos

Seguro que asistes con demasiada frecuencia a reuniones en las que algunos participantes llegan tarde. En las reuniones no se debe permitir los retrasos a no ser que estos sean por una causa mayor.

Cuando una persona se retrasa 10 minutos en una reunión en la que están reunidas 10 personas, está haciendo perder a la compañía 100 minutos de trabajo de sus empleados. Además, este retraso en 10 minutos normalmente se suele compensar finalizando 10 minutos más tarde la reunión y esto genera problemas de agenda al resto de los asistentes.

Lo que hacen muchas empresas es sancionar los retrasos en reuniones. No tiene que ser una sanción muy dura, sino algo que además ayude a mejorar la cohesión del equipo. Por ejemplo, que cada vez que una persona llegue tarde a una reunión, tenga que traer un desayuno para todo el equipo al día siguiente.

3. Cuidado con los dispositivos móviles

Hoy en día los dispositivos móviles nos acompañan a todas partes y en las reuniones no podía a ser diferente. A pesar de que son una herramienta realmente potente, en ocasiones se usan de manera que generan interrupciones.

Si durante una reunión, hay miembros que se dedican a responder emails, consultar las redes sociales u otras tareas no relacionadas con el tema de la reunión, la productividad de la misma se verá mermada.

Hay empresas que que incluso prohíben el acceso con móvil a las salas de reuniones. En cambio hay otras que utilizan los móviles a su favor. Con Apps que te permiten reforzar tus reuniones ayudándote por ejemplo a controlar el tiempo, a llevar la agenda o a agendar las tareas surgidas a cada una de las personas.

4. Mejor con reuniones recurrentes

Existen dos tipos de reuniones según su recurrencia: Reuniones de ritmo (recurrentes) y reuniones Ad-hoc (no recurrentes). Las reuniones Ad-hoc se convocan de manera puntual para resolver un determinado tema, mientras que las reuniones de ritmo se celebran de manera recurrente con una periodicidad establecida (reuniones semanales, reuniones diarias, reuniones anuales…).

Es recomendable hacer más reuniones de ritmo y menos ad-hoc. ¿Por qué? Porque las reuniones de ritmo tienen muchas ventajas, estas son algunas de ellas:
No se pierde tiempo convocándolas (como se celebran de manera recurrente siempre el mismo día y a la misma hora, sólo se tienen que convocar una vez. Por ejemplo todos los lunes a las 9.00 reunión semanal). Esto también soluciona muchos problemas de agenda ya que los participantes siempre se reservarán ese hueco de su jornada laboral para dichas reuniones.

Se identifican los problemas antes de que surjan. Normalmente las reuniones Ad-hoc solucionan problemas o incidencias una vez que estos ya han hecho saltar las alarmas. En cambio, con las reuniones de ritmo, la periodicidad ayuda a que exista una anticipación en la identificación de dichos problemas.

Se ahorran muchas reuniones Ad-hoc: Al hacer reuniones recurrentes tratarás muchos temas que normalmente tratabas con las reuniones Ad-hoc. Estarás ahorrando tiempo en tu empresa.

Generan responsabilidad individual: El tener que “rendir cuentas” de manera periódica genera responsabilidad en los asistentes. Si en una reunión semanal dices que la semana que viene vas a estar trabajando en una nueva campaña, en la siguiente reunión semanal tendrás que dar cuenta de cómo va esa campaña.

5. Comparte la agenda y objetivos

Antes de cada reunión es necesario mandar a los participantes una agenda y unos objetivos. (A no ser que se trate de una reunión de ritmo cuyos temas no hayan variado desde la última vez que estos se enviaron).

Dejar claro de antemano cuál es el objetivo de la reunión y cuál va a ser la agenda de temas a tratar, puede ayudar a que los participantes se preparen mejor para la reunión.

Vamos a poner un ejemplo

Objetivo: Reunión para mejorar en un 25% la tasa de conversión a leads de nuestra página.

Agenda: 1. Revisión de KPIs de la página. 2. Revisión de acciones que han funcionado bien y acciones que no han funcionado. 3. Propuestas de mejoras. 4. Decisión y asignación a los participantes de las tareas de mejora para la página.

Sabiendo esto, los participantes podrían comenzar a preparar de antemano propuestas o incluso a revisar por adelantado los KPIs de la página para luego no perder tanto tiempo en este punto de la agenda.

6. Asigna un moderador

Ya sabemos que en las reuniones, sobretodo si hay muchas personas participando, es muy fácil “irse por las ramas” y olvidar el tema principal que se está tratando. Para evitar estas divagaciones una buena idea es asignar un moderador a cada reunión.

El moderador será el encargado de redirigir la conversación cada vez que se aleje del tema de la reunión, también será el encargado de hacer que se cumpla la agenda y revisar que el tiempo dedicado a cada uno de los puntos a tratar sea el adecuado.

Esta figura de moderador puede ir variando, de este modo todo el equipo comprenderá lo importante que es su función y será más fácil que empaticen a la hora de seguir sus instrucciones.

7. Asigna un “decision maker”

Hay reuniones en las que uno de los objetivos es tomar una decisión. Por ejemplo: Una reunión de un nuevo producto en la que se tiene que decidir cuál será su precio. En estas reuniones suele pasar un efecto muy interesante conocido como disolución de la responsabilidad.

Al estar varias personas reunidas para tomar una decisión, la responsabilidad de tomarla se diluye entre todas ellas y cuando se diluye la responsabilidad es muy posible que no se acabe tomando la decisión (ya que es responsabilidad de todos pero a la vez de nadie).

Es por ello que se debe asignar un decision maker, es decir, una persona o mecanismo que en última instancia tenga la responsabilidad de tomar dicha decisión, puede ser la persona de mayor rango, la más especializada en el tema sobre el que se está decidiendo o incluso una votación de todos los asistentes. Lo que tiene que quedar claro es quién o cómo se tomará la decisión, de este modo no se acabará la reunión sin tomarla.

viernes, 1 de abril de 2016

Las cuatro cosas que necesitas para tener un negocio exitoso


1. Autoconsciencia: El primer paso para poder establecerte es saber qué es lo que sientes y aprender a manejarlo. La frustración y el estrés pueden ser habituales cuando se intenta sacar adelante un proyecto propio, sin embargo debes reconocer cuando las sientas para poder combatirlas.

2. Automanejo: Puedes experimentar un sinfín de emociones durante tu proceso de trabajo en tu negocio y saber cómo enfocarlas para lograr tus objetivos puede ser de mucha ayuda. Haz que cada situación que se te presenta sea para tu beneficio y convierte cada mal rato en el combustible que te anime a superarlo con más rapidez e inteligencia.

3. Consciencia social: Por mucho que quieras se totalmente independiente, siempre tendrás que relacionarte con otras personas durante tu trabajo como clientes, proveedores, asesores, etc. Entonces es importante que sepas entender qué es lo que ellos sienten, sus intenciones e incluso lo que no llegan a decir.

4. Manejo de relaciones: Con una consciencia social desarrollada, serás una maestra en el manejo de relaciones. Cuando sabes qué es lo que busca una persona, serás capaz de entregarle exactamente lo que necesita y crear con ella una relación laboral efectiva. Ganarte la confianza de alguien es una llave importante cuando quieres iniciar tu propio negocio.

viernes, 18 de marzo de 2016

Cómo se hace un análisis DAFO

Qué es un DAFO. Responde a las iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Cómo hacer un DAFO. 
A. Análisis Interno. Debilidades y fortalezas en la estructura y actividad interna del negocio. 


Fortalezas: En este apartado destacamos los puntos fuertes del negocio, es decir, aquellos elementos diferenciadores de la empresa respecto a su competencia. Nos ayudaremos de las siguientes preguntas: 
· ¿Qué ventajas tiene la empresa? 
· ¿Qué hace mejor la empresa sobre su competencia?
· ¿De qué recursos dispone la empresa que la hace más fuerte?
· ¿Qué capacidades la hacen más fuerte? 

Debilidades: Son los puntos débiles de la empresa, destacaremos todos aquellos elementos que supongan una barrera en la evolución y desarrollo actual de la empresa, en definitiva identificar aquellos aspectos que nos hagan mas débiles y vulnerables frente a la competencia. Responderemos a las siguientes cuestiones:
· ¿Qué desventajas tiene la empresa? 
· ¿Qué aspectos son mejorables? 
· ¿Qué aspectos nos hacen más débiles frente a la competencia? 
· ¿Qué debilidades de la empresa aprecian los usuarios?

B. Análisis Externo. A través de este análisis determinamos las amenazas y oportunidades que se le pueden presentar a la organización en su situación actual. Tendremos en cuenta los siguientes aspectos:
· Estudio del clima político.
· Estudio de factores legales.
· Estudio del ámbito social. 
· Estudio de factores tecnológicos.

Una vez analizados estos factores, determinaremos cuales de ellos pueden afectar tanto de manera positiva (oportunidad) como de manera negativa (amenaza) al desarrollo de la actividad de la empresa. 

Oportunidades: Son todos aquellos factores cuya presencia en el mercado puede suponer una ventaja competitiva de una empresa frente a otra o tan solo ofrecer un campo de mejora en la actividad.
· ¿Qué podemos aprovechar de la situación política del país?
· ¿Qué cambios sociales se están produciendo en la sociedad? 
· ¿Existe algun cambio legal del que podamos aprovecharnos para mejorar? 
· ¿De qué tendencias de mercado podemos aprovecharnos? 

Amenazas: Incluyen todos aquellos factores externos negativos que ponen en peligro el buen desarrollo y evolución de la actividad de la empresa. Debemos preguntarnos:
· ¿Cómo actúa la competencia?
· ¿Que problemas tiene la empresa en cuanto a recursos y capacidades?
· ¿Hay previsto algún cambio legal que nos puede afectar en un futuro?
. ¿Existe algún competidor que este mejorando rápidamente?

Estrategias según el análisis DAFO. A continuación observamos las 4 estrategias aplicables tras realizar el análisis DAFO a una empresa:
Estrategia Ofensiva (Fortalezas-Oportunidades) Consiste en la explotación de todos aquellos puntos del análisis que supongan una fortaleza u oportunidad para la empresa, de esta manera se causa un gran impacto pudiendo posicionar el negocio como líder del mercado. Con esta estrategia pretendemos eliminar en la medida de lo posible todos aquellas debilidades y amenazas aprovechando los puntos positivos. Esta es la estrategia tipo que todas las empresas prefieren implantar.
Estrategia Defensiva (Fortalezas-Amenazas) En esta estrategia la intención es apoyarse en las fortalezas para evitar las amenazas, es decir, disminuir al máximo los efectos negativos que afectan a la actividad de la empresa destacando aquellas ventajas, sobre todo internas, que posee la empresa. Es una estrategia complicada.
Estrategia de Reorientación (Debilidades-Oportunidades) En esta ocasión sacaremos provecho a las oportunidades que pueden ocasionarse en el mercado con el fin de hacer desaparecer las debilidades propias de la empresa a nivel interno. El problema surge cuando las debilidades del negocio son las que entorpecen el acceso a las oportunidades que nos ofrece el mercado. No es la estrategia mas difícil, pero se debe ser cauteloso.
Estrategia de Supervivencia (Debilidades-Amenazas) El único fin de esta estrategia es minimizar en la medida de la posible todos aquellos factores internos (debilidades) y externos (amenazas) que penalizan el desarrollo de la actividad del negocio. Esta situación es posiblemente una de las más incomodas para la empresa, puesto que si las debilidades son muy amplias difícilmente le va a permitir mejorar para superar las amenazas, del mismo modo ocurre en el sentido inverso. Es la estrategia mas complicada de trabajar.
Aquí un documento que puede ayudar en este Link:
https://drive.google.com/file/d/0B7sEK4MUCG8-SHEwNUdTUHZnM1E/view?usp=sharing

Las 6 tendencias de marketing que veremos en 2016

1. Móvil por encima del escritorio: En 2016, veremos por un lado campañas que utilizarán la movilidad aprovechando el GPS, WiFi, Bluetooth y SMS como herramientas para llegar a la gente. Por otro lado, veremos un crecimiento aún mayor en APPs empresariales y sitios web responsive, precisamente para estar en el lugar más íntimo y cercano posible del consumidor.

2. El año del IOT: Todo apunta a que 2016 será el año de la consolidación del internet de las cosas o IOT por sus siglas en inglés; en los últimos tres años hemos visto como crece su adopción, y el que parece ser su principal representante es el Smartwatch con Apple entrando de lleno al segmento. En 2016 veremos principalmente en centros comerciales o lugares públicos como empiezan a aparecer Smart Billboards o anuncios inteligentes que mostrarán publicidad diferenciada y personalizada de acuerdo al público que cruce frente a ellos; algunos serán interactivos para generar engagement en torno a la marca.

3. Programatic: Aunque lento, este tipo de publicidad empieza a ganar terreno, principalmente con grandes marcas y presupuestos abultados para digital. La compra de publicidad programática (programatic Ad Buying) se convertirá en una realidad en 2016, gracias a la eficiencia que representa en el proceso de compra, dejando atrás modelos tradicionales realizados por humanos.

4. Realidad virtual y aumentada: Probablemente de todas las tecnologías que están creciendo hoy en día, la realidad virtual y aumentada son las más antiguas, ya que los primeros intentos vienen desde los años 70´s. Actualmente gracias a plataformas como Oculus Rift y Cardboard, veremos como las marcas buscarán integrar a los consumidores a sus mundos virtuales, generando nuevas experiencias de interacción.

5. Marketing efímero: En 2016 veremos una verdadera explosión en el uso de plataformas de contenido efímero como Snapchat y algunas que vienen creciendo como Clipchat, Cyber Dust o Confide. Como sucede con cualquier plataforma, las marcas estarán donde estén los consumidores y ese es justo el escenario que veremos en 2016, donde ante una creciente cantidad de usuarios, las marcas buscarán estar ahí para integrarse a la conversación.

6. Contenido visual pero corto: No es novedad que el contenido visual es mucho más atractivo, hoy la diferencia es que el público pide contenidos más concretos y fáciles de consumir, de ahí que plataformas como Instagram, Vine, Keek, o Mobli empiecen a ganar terreno de manera acelerada. En 2016, veremos como las marcas y los medios empezarán a publicar contenidos cortos, donde se aborden una o dos ideas por publicación, y se explorarán nuevos formatos como el vídeo cuadrado o las fotografías y vídeos panorámicos en 360 grados.

lunes, 14 de marzo de 2016

10 personas que destruirán tu negocio

Aquí tienes 10 clases de personas (empleados y clientes) que deberías evitar si estás empezando un negocio:
La Sirena.- Las Sirenas son esas personas increíbles y tentadoras que entran en tu negocio y te distraen por completo. Más que cualquier otra, esta gente tiene el poder de robar tu atención y hacer que tus esfuerzos no valgan nada ni avancen. Muchas promesas han sido sacrificadas por Sirenas. Muchos negocios se han vendido por mucho menos de lo que valen y otros se han rendido a esquemas de hazte-rico-rápido que algunas Sirenas les metieron en la cabeza. No permitas que esto te pase. No dejes que una persona increíble te haga olvidar que tú y tu negocio también tenéis algo impresionante que ofrecer al mundo.

La Cabra.- Las Cabras son esas personas salvajemente carismáticas, con el don del habla y mucha suerte que parecen poder escaparse de todo. Estas personas tienen varias fortalezas. El problema es que usan sus fortalezas de forma tortuosa. Las Cabras tienen una cierta ambición para convencer a otros para tomar malas decisiones. Si de repente te encuentras tomando malas decisiones de negocios cada vez que estás con alguien en particular, es momento de cortar esa relación de negocios.

El Elefante.- Un elefante nunca olvida. Los Elefantes son esa gente que siempre recordarán tus errores. No te dejarán avanzar recordando lo que solías hacer antes o cuánto la cagaste en un pasado. No dejes que un Elefante te ancle al pasado. Todo el mundo comete errores, especialmente los emprendedores. Si fallas significa que has aprendido, así que sigue tu camino hacia adelante.

El “Hater” (odiador).- Los Haters son gente que quiere estar en la cima pero sin trabajar para conseguirlo. En lugar de eso, quieren hundir a los de su alrededor para que parezca que ellos están por encima. Los Hater son perdedores pero pueden servir como forma de motivación de un modo extraño. No dejes que los Haters entren en tu negocio pero úsalos como motivación para hacer tu negocio lo más fuerte que puedas.

El Narcisista.- Los Narcisistas son gente con talento pero demasiado pendientes de sí mismos como para hacer algo. Son especialmente malos en cuanto a la orientación de un equipo. Un Narcisista incluso puede animarte a poner la imagen de tu empresa por encima de su reputación. Esto es siempre una mala idea. Cuando empiezas un negocio, es mejor ser transparente y auténtico. No intentes que las cosas parezcan más grandes de lo que son y evita simular ser alguien que no eres. En vez de eso, sé real. Mantén al Narcisista lejos de tu Startup y concéntrate en tu reputación y no en tu imagen.

El Némesis.- Cuando empiezas un negocio, a veces tendrás que trabajar con alguien a quien no soportas y que no te soporta. Si no tienes cuidado, esto puede ser una gran distracción. Intenta darte cuenta de que a menudo, lo que no te gusta de tu Némesis es probablemente algo que no te gusta de ti o algo de ti que te gusta demasiado. En cualquier caso, algo está reñido con tu identidad y la única forma de arreglarlo es darle la vuelta al espejo y fijarte en ti, no en tu Némesis. Tu adversario puede ser tu advertencia, según cómo. Si traes un Némesis a tu Startup, usa a esa persona para aprender de ti mismo. Una vez hagas eso, él o ella dejará de ser tu Némesis.

El Ares.- Ares es el Dios griego de la guerra. Un Ares adora el conflicto. Son adictos al drama y a ganar a toda costa, incluso si no hay nada que ganar. Todo tiempo invertido en corregir o incluso intentar entender un Ares, es un tiempo perdido. Mejor ignórale y mantenle alejado de tu negocio.

El Dionisio.- Dionisio es el Dios griego del vino, las fiestas y el placer. Un tipo Dionisio es un buscador de placer con no más paciencia que por todo aquello que le reporte una mínima gratificación. Cuidado con dejar a esta gente en tu negocio porque el fundamento de cualquier tipo de placer es igualmente adictivo y consumidor de tiempo. Es importante tener amigos y divertirse, pero nunca debes sacrificar tu Startup por alguna noche en vela.

El Gato Negro.- Algunas personas pueden entrar en tu negocio e iluminarlo. Otros entran y lo matan. Los Gatos Negros son esto último. Son esa clase de gente que parece tener una nube negra siguiéndoles a todas partes. Esta clase de gente no tiene suerte, son negativos y siempre están deprimidos. No te sientas mal por ellos. Les gusta estar a un lado. Les gusta la atención que eso les da, así que déjales sentar, pero asegúrate de que se sientan fuera.

El Gato Gordo.- Los Gatos Gordos son esas personas que vendrán, te rodearán de dinero y te ofrecerán la luna. Tanto si son inversores o "venture capital" de altas marcas, no dejes que te cieguen con su dinero y te distraigan del hecho de que quieren controlar tu empresa y hacer dinero de ti. Ten cuidado con a quién le dejas tu negocio. No has trabajado duro para ver arder la reputación de tu marca entre las pezuñas de un Gato.